“Coni” Migliori en el lugar adonde vivió muchos momentos felices, la cancha de Antártida Argentina