Con la familia, un momento más que emotivo