El varillense Santiago Bruno, uno de los armadores de San Isidro