Argentinos festejó en Santiago del Estero

Fútbol

En un partido cerrado y que nada hacía prever que podían darse goles, Argentinos Juniors, mediante un penal sancionado a instancias del VAR, venció este viernes a Central Córdoba por 2 a 1, en Santiago del Estero, por la sexta fecha de la Liga Profesional.

El conjunto de La Paternal se impuso con los goles de Nicolás Reniero, a los 6 minutos y Miguel Torrén, de penal, a los 31, mientras que el local igualó transitoriamente a través de Jesús Soraire, a los 22, todo en el segundo tiempo.

El primer tiempo tuvo acciones que no lograron ser incisivas, más allá de un remate de Reniero que se fue cerca, casi al inicio, pero luego fue todo desprolijo e impreciso.

A poco de iniciarse la etapa final el "Bicho" abrió la cuenta con un gran remate de Reniero, tras un desborde por la derecha, pero la respuesta del "ferroviario" llegó con un tremendo cabezazo de Soraire, y todo como al principio.

Ambos equipo fueron con ganas al campo rival, pero la visita terminó siendo más profundo, pero llegó al triunfo luego de una mano sin sentido del joven Cancinos, que el VAR le marcó a Trucco, Miguel Torrén marcó el gol de la victoria.

En la próxima fecha, el "Ferroviario" visitará Estudiantes de La Plata, mientras que el "Bicho" será local frente a Tigre.

Milito terminó en la comisaria

El entrenador de Argentinos Juniors, Gabriel Milito, se trenzó a golpes de puño con un asistente de Sergio Rondina, en el partido que su equipo venció a Central Córdoba por 2 a 1, por la Liga Profesional, y por ese motivo fue llevado a declarar a una comisaría.

El incidente se registró cerca del final del primer tiempo cuando Milito tuvo un altercado verbal con Facundo Gareca, ayudante de campo de Rondina, y por ese motivo el árbitro Silvio Trucco decidió expulsarlos a ambos.

En el entretiempo, cuando los equipos se estaban yendo al banco de suplentes, Milito esperó a Gareca y luego de algunos insultos se trenzó a golpes de puño, por lo que tuvo que se contenido por sus colaboradores.

En el segundo tiempo, el DT visitante observó el partido desde un palco y luego del triunfo de su equipo la policía lo llevó a declarar a una comisaría cercana, por los hechos de los cuales fue protagonista.