Barajar y dar de nuevo

El Club La Hidráulica de Frontera perdió la categoría en la pasada temporada y este año irá por la revancha buscando volver a la Primera A de la Liga Rafaelina de Fútbol

El 2017 fue un año marcado por el descenso, un duro mazazo que puso de rodillas al Club La Hidráulica y del cual buscará recomponerse en la nueva temporada de la Liga Rafaelina de Fútbol pensando en el desquite.

Como en la vida misma, la entidad de Frontera vivió emociones encontradas, la pérdida de categoría caló hondo en el sentimiento del pueblo "rojinegro" que también supo paladear los éxitos conseguidos en las divisiones inferiores.

El presidente Ariel Arutt junto al vocal Ignacio Díaz, a nuestro requerimiento visitaron nuestra redacción y en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO aludieron al agridulce año deportivo.

 

-¿Al duro golpe del descenso como lo fueron procesando?

-Fue un golpe duro porque teníamos la ilusión de seguir en la máxima categoría de la Liga Rafaelina. Sabíamos de entrada que no iba a ser fácil porque estábamos compitiendo con equipos profesionales, siendo nosotros un equipo amateur donde los chicos no cobraron un peso.

Teníamos el presupuesto más chico de la Primera A, sin embargo se hizo una muy buena segunda ronda y estuvimos a un pasito de salvarnos. Pero la verdad que no es sencillo, pero el equipo mereció sacar más puntos de los que obtuvo. Por eso estamos agradecidos con los jugadores como con el cuerpo técnico. (Arutt)

 

-Sabían a qué se iban a enfrentar...

-Sabíamos que íbamos a estar en desventaja contra estos clubes, que son grandes, y se hace complicado ganarles en su cancha. Nos hicimos fuertes de local en la última parte lo que nos dio la esperanza, pero repito, estábamos en desventaja, pero es muy lindo jugar esta categoría, más allá que uno sabe que va a sufrirla porque es otro nivel, son otros rivales, otra exigencia no solo a nivel deportivo sino también en la faz institucional.

Atlético, Ben Hur, 9 de Julio de Rafaela; Libertad y Unión de Sunchales por ejemplo, son grandes instituciones y se complica enfrentar a equipos que además utilizaban a jugadores que militaban en categorías superiores. (Arutt)

 

-¿Entonces no hay nada que reprocharse?

-Al contrario, solo hay agradecimiento para todos. El que conoce la realidad de nuestro club sabe del sacrificio que hace el cuerpo técnico no solo de primera sino el de inferiores también, se trabaja ad honorem, también los jugadores entrenaron como se debía sin importar las condiciones climáticas, entonces no hay nada que reprocharse. Como dije, sabíamos a que nos exponíamos al jugar en esta categoría.

Lo hemos sufrido pero a la vez lo disfrutamos porque es lindo tener un roce con instituciones de ese calibre. (Arutt)

 

-No obstante en divisiones inferiores se lograron cosas importantes...

-En inferiores se logró por segundo año consecutivo la Copa Conjunto que es la sumatoria de las cuatro categorías (novena, octava, séptima y sexta) de la zona Sur. Además la séptima y novena especial (clases 2008, 2009 y 2010) salieron campeonas.

También se llegó a las semifinales del Absoluto A, que incluía a los cuatro mejores de la zona Sur y los de la Norte. Mientras que la sub-14 disputó la final en la Liga Juvenil. En realidad se hizo un trabajo bárbaro por eso nos queda agradecer a todos los técnicos y a la subcomisión. (Arutt)

 

-En la parte edilicia se mostró un avance...

-Hicimos el vestuario local que quedó fabuloso gracias a la ayuda de la comisión, subcomisión y de la gente. De a poquito vamos creciendo en obras. También pudimos techar el salón cantina y lo que viene ahora es el cerramiento gracias a un subsidio de la Municipalidad de Frontera y también la construcción de los nuevos baños.

Respecto al terreno de juego se le agregaron más de 30 camionadas de tierra para levantar el terreno y después llevaremos a cabo el resembrado. (Díaz)

 

-¿Qué tienen planificado de cara a lo que viene?

-Nos juntaremos con los cuerpos técnicos para hacer un proyecto en común con primera e inferiores, con la idea de darle un salto de calidad al trabajo. En inferiores hay más de 150 chicos sumado los de reserva y primera, contamos con unos 200 jugadores en el club. (Arutt)

 

-Hoy La Hidráulica es otra de las ofertas que tienen los chicos que surgen del baby fútbol...

-Nuestro club ya no está en un segundo plano, estamos a la altura de los clubes de San Francisco para receptar a los chicos del baby. Ya somos una vidriera más y eso es una satisfacción para nosotros. Todo esto es gracias al trabajo de los técnicos de inferiores que se esfuerzan para sumar chicos y que todos jueguen. (Díaz)

 

-¿Los cuerpos técnicos tendrán continuidad en este año?

- Horacio Hernández nos comunicó que quería tomarse un descanso después de cinco años en el club. Así que agradecemos profundamente el trabajo del "Lola", un gran tipo que puso todo de sí y pudo lograr el ascenso a la A.

De esa manera seguirá el cuerpo técnico de primera encabezado por Juan Tonini, Héctor Vallejo estará a cargo de la reserva además del preparador físico Claudio Vaudagna y Jorge Antolini como entrenador de arqueros.

En inferiores procuramos la continuidad de Cristian Caminos, Diego Nieto, Mauricio Torres, Carlos Samudio, Gerardo Amaya y Fernando Lencinas, con la preparación física de Gustavo Vaudagna. (Arutt)

 

-¿Estuvieron acompañados por la gente?

-Queremos agradecer el grandísimo apoyo de la Municipalidad de Frontera encabezada por la intendenta Victoria Civalero, no solo en el aspecto económico sino en la parte de gestión administrativa con la Liga, además de tener a nuestra disposición el transporte, hubo un apoyo constante.

También nos respaldaron los auspiciantes Careglio Hermanos- Supermercado El Chapulín, Córdoba Motos, Gastronomía Tincho, Farmacia Traverso, el As de la Suerte, entre otros.

Repito, es muy importante el apoyo de la Municipalidad de Frontera y ojalá sigamos trabajando juntos porque la ciudad está "cacheteada" por tantas cosas que nosotros tratamos de colaborar con el deporte dándole contención a los chicos, alejándolos de los vicios. (Arutt)

 

-Sufrieron una lamentable caída pero hay que levantarse...

- Fue un golpe duro pero hay que levantarse porque esto sigue, somos un club joven con 21 años y diez solamente en la Liga Rafaelina. Entonces sabemos que tenemos que seguir creciendo institucionalmente, en muchas cosas que nos faltan.

Lógicamente fue un cachetazo deportivo, todos queríamos seguir en la categoría y no se pudo, ahora lo que queda es reacomodarnos y volver antes de lo que muchos piensan. (Arutt)

 -El fútbol siempre da revanchas y tengo fe de que nuestra revancha será pronto. (Díaz)