“Es algo súper importante”, afirmó Acuña

Tras la consagración de San Lorenzo como campeón de la Liga Nacional, el pivote con pasado en San Isidro, Roberto "Toro" Acuña, analizó lo que significó la obtención de esta corona con el conjunto dirigido por Silvio Santander, que superó en la final a Quimsa al cerrar la llave 3-2. "La defensa y la presión en toda la cancha fue la clave para que nos quedemos con el título", indicó el interno de 30 años que festejó por primera vez en la LNB.

San Lorenzo dejó en claro que es la dinastía reinante en el básquet argentino. Después de cuatro títulos consecutivos, y pese a las dificultades que atravesó durante la temporada más complicada de su último lustro, el "Ciclón" celebró su quinta corona de Liga Nacional donde fue parte de este último logro Roberto "Toro" Acuña, jugador que vistió durante varias temporadas la camiseta de San Isidro y también supo representar a la selección de San Francisco.

El pivote nacido en Rafaela, en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO, subrayó: "Es algo súper importante lo que logramos. La defensa y la presión en toda la cancha fue la clave para que nos quedemos con el título".

Cabe recordar que el conjunto de Boedo logró superar en la gran final a Quimsa de Santiago del Estero -líder de la campaña regular- después de un vibrante quinto duelo (se impuso 82 a 77), donde Acuña fue fundamental en los minutos finales con una tapa al norteamericano Brandon Robinson y una asistencia a Nicolás Romano, que encestó de tres y sentenció el encuentro. En este sentido, acerca de su performance en el juego decisivo, el "Toro" señaló: "Tal vez no era el partido que había soñado (4 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias en 12 minutos) pero gracias a Dios aparecí en dos momentos clave del partido, con la asistencia a Romano y la tapa a Robinson. Por eso hoy puedo decir que tengo una felicidad muy grande".

Sobre lo que significa haber logrado el título con el "Ciclón" en la LNB, el interno de 30 años confesó: "Es algo súper importante. Cualquier jugador de básquet quiere salir campeón en la máxima categoría de su país. Estoy muy feliz", exclamó.

"La defensa y la presión en toda la cancha fue la clave para que nos quedemos con el título. Nunca bajamos los brazos. Nunca dejamos de creer en nuestro juego y gracias a Dios logramos dar vuelta el resultado (Quimsa llegó a sacar 15 puntos de diferencia) y pudimos gritar campeón", argumentó quien integró el plantel del seleccionado argentino que participó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Acuña, con este reciente título, se coronó campeón en todas las categorías del básquet argentino: Torneo Provincial y Liga Nacional B -con San Isidro-, TNA -con Ciclista de Junín- y ahora festejó con el club de Boedo. Sobre lo que significa este importante logro a nivel personal, resaltó: "La verdad que estoy muy contento por esto que conseguí. Cada campeonato obtenido tuvo lo suyo, te puedo decir que todos fueron especiales. Me siento un jugador privilegiado por haberlo logrado".

Antes de firmar con San Lorenzo, el interno rafaelino estuvo compitiendo en México, más precisamente en Soles de Mexicali. Al hacer referencia a lo vivido en el país azteca y sobre cómo seguirá su futuro, el jugador de 2,08 m. de estatura comentó: "Haber tenido la posibilidad de jugar en México me deja un balance muy positivo para mi carrera. Fue mi primera experiencia internacional a nivel clubes y considero que hice un buen papel allá (promedió 8.8 puntos y 4.3 rebotes en 20 partidos disputados). Ahora veremos con la gente que me representa cuál será mi futuro, pero estoy tranquilo, cuando llegue el momento lo pensaremos bien. Las opciones son jugar afuera o seguir en un equipo de la Liga Nacional, pero hay que tomar las decisiones con calma".

Finalmente, el pivote que supo defender otras camisetas en la Liga Nacional, como por ejemplo las de Gimnasia de Comodoro Rivadavia, Peñarol de Mar del Plata y Quimsa, habló de sus vivencias cuando tuvo la posibilidad de estar en los "Halcones Rojos" de San Francisco: "Tengo muy lindos recuerdos de los campeonatos vividos con mis compañeros y el cuerpo técnico. Cada momento con ellos fue súper lindo. Actualmente sigo teniendo relación con cada integrante de esos equipos de San Isidro", cerró.