"Me voy, son las reglas del juego"

Tras su salida de San Isidro, Julián Pagura habló mano a mano con LA VOZ DE SAN JUSTO: "La sensación que tengo ahora es rara porque me vinculaban dos años más de contrato con el club y había una idea de un proyecto para continuar, pero prevaleció el tema de los resultados"

Que San Isidro se iba a quedar sin técnico es algo que se veía venir. Más allá de los inconvenientes por lesiones que tuvo el "Santo" en la actual temporada de la Liga Argentina de Básquetbol, los dirigentes de la institución de calle Corrientes no quedaron conformes con la pobre campaña y el inestable funcionamiento del equipo -terminó 13º en la Conferencia Norte- y ayer decidieron que el entrenador Julián Pagura no siga al frente del plantel profesional de los "Halcones Rojos", a pesar de que aún le quedaban dos años más de contrato.

Pagura mantuvo ayer una reunión con los principales dirigentes "santos" y al término de la reunión, el técnico venadense dialogó con LA VOZ DE SAN JUSTO y expresó lo siguiente: "La sensación que tengo ahora es rara porque me vinculaban dos años más de contrato con el club y había una idea de un proyecto para continuar, pero prevaleció el tema de los resultados. Tengo en claro que son las reglas del juego, y está bien que así sea. Solamente le quiero agradecer al club por estos dos años en los que estuve al frente del equipo y como le dije recién a Alejandro Aimaretti (vicepresidente de la institución) los caminos siguen, uno para cada lado. San Isidro para un lado y yo para el otro".

"Lo único que sirve de todo eso es aprender de la experiencia vivida, ellos como parte del club y yo como entrenador. Mi respeto a cada uno de los jugadores que tuve por mi paso en San Isidro, a los chicos de los inferiores, a los padres que la verdad tengo una excelente relación con todos. Al hincha de San Isidro también le quiero agradecer por el tiempo compartido acá en el club y me voy con desazón por no poder continuar al frente de un proyecto al que le quedaban dos años por cumplirse", agregó Pagura.

Haber quedado afuera de los play off cayendo en condición de local en el último partido de la fase regular ante Oberá TC de Misiones (73-76), fue un golpe muy duro para San Isidro. En toda la fase regular, el equipo de Pagura ganó 16 partidos y perdió 24, quedando penúltimo en su grupo.

Esto se sumó al pobre funcionamiento que mostró el equipo a lo largo de la competencia, donde en condición de visitante mostró su peor cara sufriendo 19 derrotas en 20 presentaciones (solamente ganó en Tafí Viejo ante Talleres). Entonces, a pesar que aún le quedaban dos años más de contrato, la dirigencia de San Isidro no estaba para nada conforme con la tarea de Pagura al frente del equipo, por eso una vez terminada la temporada de los "Halcones Rojos" en la segunda división del básquet argentino, se tomó unos días, y ayer decidió romper el vínculo contractual con el técnico nacido en Venado Tuerto, a quien le comunicaron la decisión tomada y acordaron todos los puntos de la rescisión.

Cuando Pagura llegó a San Isidro en 2016 pareció un tanto extraño cuando se anunció que firmaba un contrato por cuatro años, quizás demasiado extenso para los tiempos que corren. Hoy, el tiempo demuestra que los dirigentes "santos" se equivocaron en la elección del técnico.

El entrenador venadense estuvo dos temporadas al frente de los "Halcones Rojos", donde cosechó 44 triunfos y 45 derrotas, donde la falta de identidad de sus equipos, apostando por un juego lento y previsible, fue lo más cuestionable.

Mientras la dirigencia de la institución de calle Corrientes se mete de lleno en finalizar el "campeonato económico", para poder presentar el libre deuda lo antes posible cumpliendo así con todos su compromisos, se ahondará en la búsqueda del reemplazante de Pagura, para que tome las riendas del equipo en la próxima temporada de la Liga Argentina.

 

Noticias mas Vistas